Consejos para ser madre por primera vez

El primer embarazo marca la vida de todas las mujeres. En SOYMADRE nos preparamos para afrontar este momento único de nuestra vida con algunos consejos:

La visita al médico.  Es necesario visitar periódicamente al ginecólogo para hacernos las pruebas correspondientes y obtener una asistencia prenatal adecuada.  Así haremos un seguimiento de la salud del bebé como de la nuestra gracias a las ecografías y pruebas prenatales.

Mediante la realización de un ejercicio moderado y constante conseguiremos que mejore nuestra condición cardiovascular favoreciendo la circulación de la sangre y evitaremos estar más cansadasLa natación es el deporte más completo durante el embarazo, además del yoga o pilates que resultan la mejor técnica de relajación y permiten corregir nuestra postura, mejorando nuestra condición física de cara a un parto con menos riesgos.

Estar embarazada no está reñido con ir a la moda.  Cada vez son más las marcas que cuentan con una sección “maternity” que facilitan mucho la jornada de compras a las futuras mamás.  Debemos llevar ropa cómoda y no por ello debemos vestir con prendas anchas pareciendo un saco de patatas.  Un calzado cómodo resulta fundamental para nuestros pies, tus piernas también agradecerán que no lleves tacones o zapatos planos, pues los pies se resienten y notamos más hinchazón en las piernas.

La sensación de esperar un bebé, sobre todo si es la primera vez, provoca un sentimiento indescriptible para la mayoría de las mujeres.  Una mezcla de alegría y preocupación por el momento del parto.  Asistir a las clases de preparación al parto resulta muy beneficioso tanto para nuestra salud física como mental, ya que nos prepara para un momento cargado de sensaciones que todavía desconocemos.  En estas clases aprenderemos más sobre los cambios de nuestro cuerpo, las fases del parto, la higiene del bebé o la lactancia que nos ayudará a sentirnos más seguras y preparadas para los cambios que se avecinan.

La pareja también cumple un papel fundamental durante el embarazo.  Hablar con él sobre el nombre del bebé, cuál será su habitación y compartir las tareas, nos irá familiarizando con los nuevos cambios y nos sentiremos más acompañadas.