Consejos para padres separados

La familia tradicional en la que el padre y la madre permanecen juntos para siempre cada vez es menos frecuente. Las separaciones ocasionales y los divorcios para siempre protagonizan cada vez más las infancias de los más pequeños. Ya hablamos alguna vez sobre cómo los niños hacen frente al alejamiento de sus padres, pero hoy trataremos de guiar a los progenitores en una situación tan difícil para todos como es el divorcio.

Padres separados

Es un momento complicado para todos, pero especialmente para los pequeños de la casa si aún tienen una edad en la que comprender los motivos puede resultarles muy difícil. Por eso hay una serie de consejos que los padres deberán seguir si quieren hacer este proceso lo menos doloroso posible para todos.

A pesar de ser pequeños, los niños se dan cuenta de cuando algo va mal. Por eso ante cualquier pregunta de los pequeños, respóndele sinceramente con palabras que ellos puedan entender y sin herir sus sentimientos.

Aunque los padres no hayan tenido una separación cordial, sino que haya habido problemas, los niños no deben ser testigos de ello ni mucho menos convertirse en mensajeros entre los padres. Situaciones como “dile a tu padre que…” o “tu madre no puede…” los sugestionará y al final, aunque ellos no quieran, acabarán posicionándose sobre uno de ellos.

Que el niño esté con el padre o la madre provisionalmente, no es motivo para que no se relacione con el otro progenitor durante ese tiempo. Los niños deben tener asegurado un contacto privado con cualquiera de los padres mientras se encuentren con el otro. Ya puede ser teléfono, mail o chat, pero el fin siempre será el mismo: estar conectados.

Cualquiera de los padres que tenga que pasar la manutención de los hijos al otro progenitor, deberá hacerlo regular y puntualmente para evitar discusiones. En el caso de no ser así, no se debe transmitir a los niños esta información, puede ocurrir que se sientan “abandonados” por la parte que no paga su alimentación y manutención.

Intenta pasar el máximo de tiempo posible con tus hijos cuando te corresponda tenerlos a ti. Está bien que cuando los tengas hagas visitas a otros familiares como los abuelos, los tíos o los primos, pero es necesario que te asegures un tiempo para los dos en los que estéis exclusivamente vosotros. Esas horas pueden servir para afianzar vuestra relación, para que os contéis vuestras preocupaciones, problemas…

En la medida de lo posible trata de no provocar demasiados trastornos en la vida de los pequeños. Si además de tener que superar el trámite de la separación, los niños cambian de colegio y se separan de sus amigos, pueden tener mayores dificultades a la hora de recuperarse de la ruptura paternal.

Imágenes: Terra

Naturaleza para estas vacaciones

Es verano y muchos ya habréis pensado qué hacer durante los días de vacaciones. Quienes viajan solos o con un grupo de amigos lo tienen más fácil que aquellos que tienen que lo hacen en compañía de los niños. Elegir el destino y hotel no es sencillo cuando algún menor les acompaña. Aunque los pequeños te estén pidiendo durante todo el año tener unas vacaciones en la playa, puedes regalarles unos días de ocio diferentes, que además de ser entretenidos darán a los padres más seguridad y tranquilidad.

Naturaleza para niños Alejados de los agobios de los grandes hoteles, hoy te proponemos una opción totalmente distinta: la de la naturaleza. España cuenta a lo largo de su geografía con un amplio listado de casas rurales en pequeños pueblos y alejados del ruido de la ciudad.

Con esta opción los niños conocerán más de cerca el campo, el medio ambiente y todo lo que en él se puede encontrar. La sencillez y discreción en la que viven los habitantes de los pequeños pueblos les animará a desenvolverse más con aquellos niños que también hayan viajado hasta un lugar sencillo y tranquilo.

La naturaleza será la responsable de otorgarte momentos inolvidables. Si buscáis diversión, aquí la encontraréis. Una de las razones por las que padres y niños eligen un destino rural para las vacaciones está en la amplia variedad de actividades que se pueden practicar. Senderismo, ciclismo, baños en ríos y pantanos completarán una amplia oferta de ocio.

En un destino como este los padres estarán muchos más relajados en cuanto a la seguridad de los niños. Los peligros que pueden producirse en un alojamiento rural son menos que en un gran hotel pues se trata de un lugar donde habrá menos gente. Todos vivirán una estancia más privada, lo que permitirá conceder más libertad a los pequeños sin miedo a posibles peligros.

La opción de un destino rural para las vacaciones de este año está siendo contemplada por muchas familias. Sencillez, tranquilidad y economía son los principales motivos por los que cada vez más lo eligen.

Cuidado con los niños en las piscinas

Con el verano y el calor, la piscina se convierte en un fiel aliado en el que pasar la tarde entera. Los niños también querrán estar en ellas, pero deberán hacerlo con muchas condiciones, precaución y la máxima de tus atenciones. Aun así, hoy vamos a darte una serie de consejos que te ayudarán a prevenir una desgracia de las que en verano suelen ocurrir muy a menudo.

Niño en piscina con flotadorNo permitas que el niño vaya a la piscina sin que tú o algún adulto esté presente. De igual forma, antes de hacerlo deberá ponerse aquellas medidas de seguridad que hayáis pactado. Algunos niños preferirán los manguitos y otros el flotador, pero sea lo que sea tendrán que estar adaptados a su tamaño y bien colocados.

No olvides decirle que no se lance bruscamente a la piscina, al menos la primera vez que vaya a entrar que lo haga despacio y se moje la nuca y la tripa para evitar cambios bruscos de temperatura. Los juegos con otros niños deberán hacerse siempre en aquellos lugares que hagan pie. Así se podrán levantar rápidamente de las aguadillas que suelen hacerse entre los pequeños.

Algunas advertencias serias pueden ahorrarte algún disgusto. Por ejemplo, avisa a tus hijos que bajo ningún concepto se cuelen en piscinas cerradas. Si no hay ningún socorrista a la vista, deben saber que nunca podrán entrar en esa piscina.

La digestión también debe ser clave e importante a la hora de educar a los niños en seguridad del agua. Lo normal es que esperan dos horas después de terminar de comer. Hacerlo antes puede tener graves consecuencias.

En lo que va de mes 18 personas han muerto ahogadas en la playa, piscinas o ríos, de las que 8 eran menores de edad.

Niños acosados en clase (I): cómo detectarlo

Los niños cuando son pequeños pueden llegar a ser muy crueles. Cualquier problema o fallo que tenga uno de sus compañeros se convierte en motivo de risas. Casi todos hemos pasado por ese momento en el que nos convertimos en víctimas de los comentarios desagradables de los compañeros de clase. Pero llega un punto en el que esas risas eventuales se vuelven  continuas, llegando a provocar en los niños auténticas depresiones.

Algunos niños sufren bullying en el colegio

Pero saber de esta situación es algo complicado sobre todo para padres y profesores, de hecho suelen ser los últimos en enterarse del problema. Los niños intentan disimular delante de ellos pues no quieren que descubran el problema que están sufriendo. Aun así hay una serie de indicios que pueden ayudar a los adultos a saber más acerca de cómo se sienten en un momento como el que están sufriendo.

Los cambios de humor y de comportamiento en el niño son un claro indicativo de que algo no va bien, de igual forma que las continuas pesadillas o los problemas en el sueño pueden ser una ayuda para conocer el estado de ánimo de tu hijo. Si durante una temporada ves que la ropa de tu hijo se deteriora o continuamente pierde sus pertenencias escolares, empieza a sospechar de que algo no va bien. Si a todo esto le sumas que no quiere ir al colegio o que te pide que constantemente que lo acompañes a la salida y la entrada, no tienes que dudar de que precisamente está sufriendo bullying.

De igual forma los educadores pueden ser cómplices de los padres a la hora de ver si el niño se encuentra bien, o si por el contrario está sufriendo algún tipo de ataque. Su estancia durante los recreos en el patio del colegio puede ayudarles a ver cómo se desenvuelven los niños en sus momentos de diversión. Si juegan solos o prefieren quedarse en clase, significa que algo no está bien y que tienen miedo a alguien, de igual forma que la no participación en las excursiones puede ser síntoma de soledad.

El bullying suele producirse en niños con una particularidad especial. Normalmente aquellos que obtienen calificaciones excelentes en sus notas tienden a sufrir el acoso del resto de la clase. Que un niño sea tímido y tenga problemas a la hora de hacer amigos puede convertirse en razón para que el resto de compañeros lo ignoren o se rían cuando intente acercarse a ellos.

Cuando las madres tengan motivos para pensar que su hijo está sufriendo acoso escolar, deberán ponerse en contacto inmediatamente con los profesores y entre ambos comentar cómo es el comportamiento del menor en el colegio y en casa.

Imagen: mexico.cnn.com

¿Cómo hacen frente los niños al divorcio de sus padres?

Uno de los problemas a los que se enfrentan los padres que deciden poner fin al matrimonio y a la convivencia conjunta viene de la mano de los hijos. La edad de ellos será determinante para que entiendan y puedan respetar esta decisión tan personal de los adultos. Cuando esto se produce es necesario que antes de comunicárselo a los niños, consultemos sus posibles reacciones con un psicólogo. ¿Cómo puede ser su actitud frente a esta noticia?

Los niños sufren las consecuencias de los divorciosEn primer lugar puede sentir angustia que puede incluso traducirse en miedo frente a esta situación. A ello puede sumarse el llanto, hecho que a veces puede ayudarles y tranquilizarles. Otra de las posibles reacciones será el deseo y las continuas peticiones para que vuelvan a estar juntos de nuevo.

Pero como hemos dicho, estas reacciones variarán dependiendo de la edad de los hijos. Cuando son pequeños, su sentir puede manifestarse con ligeros problemas de salud tales como dolores de cabeza, vómitos o molestias abdominales. Sin embargo cuando ya son algo más mayores, pueden sentirse incluso responsables y culpables de la decisión de sus padres. Tendrán varias fases, unas más agresivas y otras menos. Aunque donde puede que sea más visible su pena sea en las calificaciones del colegio. Cuando los niños ya son adolescentes, puede que se produzca una situación en la que el joven intente suplantar al progenitor ausente en el hogar familiar.

A menudo se sienten responsables del divorcioLa mayoría de los niños se lo tomarán mal pero los padres deben trabajar duro para ayudarles a superarlo. Uno de los errores en los que los adultos suelen caer es en la sobreprotección. Sin embargo hay que tratarlos como se hacía antes para así hacer que crezcan lo más maduramente posible. Otro de los consejos es que los días que el padre o la madre pasen un rato a solas con ellos, no los ocupen con cientos de actividades. Tiene que quedar tiempo libre para hablar en confianza pero seriamente sobre la situación. Que el niño le cuente cómo se siente, si tiene algún problema…No es bueno obviar el problema, sino que es recomendable hablar sobre ello.

Los padres deberán saber que ante sus diferencias y problemas, lo primero son y siempre serán los hijos. Como adultos tienen que ofrecerles todo lo que necesiten, no deben descuidar sus cuidados y sobre todo su atención en los resultados del colegio. Se deben inculcar valores tales como el optimismo o la responsabilidad.

Por el bien de los niños, los padres deberán establecer un calendario de visitas para que no se produzca una disminución de la relación con alguno de los progenitores.

El rincón de pensar, un lugar ideal para la reflexión

A veces cuando nuestros hijos se portan mal no sabemos cómo reaccionar. Castigarlos sin jugar a su juguete favorito, o hacerlo sin la comida que más les gusta. Estos suelen ser los más comunes, aunque también están aquellos que sin ser un castigo propiamente dicho, les puede ayudar a pensar y reflexionar sobre aquello que han hecho mal y por lo que les hemos regañado.

Niño enfadado

Algunos expertos recomiendan crear un espacio precisamente para que los niños piensen cuando han cometido un mal acto. El “rincón de pensar”, la “silla de pensar” o la “silla del no puedo”. Da igual el nombre que le otorgues, el caso es que tanto tú como el niño sepáis a que os referís cuando habláis de ello. Este espacio está pensado sobre todo para pequeños de cuatro o cinco años, cuando ya son lo suficientemente mayores como para identificar qué han hecho bien y qué han hecho mal.

No es propiamente un castigo. Tú no les regañarás, simplemente les invitarás a que vayan a ese rincón de la casa para pensar y después de hacerlo, si lo consideran necesario, pedirán disculpas por lo que han hecho.

Aplicar esto en niños menores de cuatro años puede suponerles un problema. No tienen capacidad para recapacitar y pueden entenderlo como un castigo en lugar de una zona para la reflexión. Otra de las consecuencias pueden ser que no nos haga caso, que se le mande a ese lugar y se entretenga mirando las paredes o jugando con su propio cuerpo (pies, manos, ropa…) pero ni rastro de pensar. Puede ocurrir también que cuando se le mande al rincón llore y se asuste por estar en ese lugar de la casa completamente solo. Aunque a veces puede funcionar y ser él mismo quien señale el rincón cuando sepa que ha hecho algo mal.

Pero al igual que se crea un espacio en la casa donde se invita al niño a que reflexione, también es necesario desarrollar uno pensado para la reconciliación. Puede ser la alfombra del abrazo o el sofá del perdón. Así cuando hayan pensado sobre lo que han hecho, acudan a un lugar pactado para hacer las paces, pedir perdón o hablar sobre lo ocurrido. A este lugar debes ir calmada, sabes que para el niño será difícil disculparse, sobre todo teniendo en cuenta que no tiene más de 5 años. Debes escucharle sin regañarle, así será mucho más fácil para él.

Si sigues estos pequeños consejos, verás como los enfados se resolverán en un corto periodo de tiempo, sin regaños ni discusiones.

¿Cómo llamarás a tu hijo?

Al conocer que vamos a ser madres, un nudo se nos hace en la garganta y comenzamos a experimentar una sensación de extraordinaria felicidad. En nuestra imaginación, empezamos a pensar cómo será, cómo decoraremos su habitación, dónde le llevaremos a medida que se vaya haciendo mayor…Y cómo no, el nombre que llevará consigo durante toda la vida. A veces el padre y la madre no se ponen de acuerdo, unos quieren poner el nombre de las abuelas y otros optar por la opción de uno moderno. Algunas parejas, para no discutir, llegan a un pacto. Si es niña, elije la madre; si es niño, el padre, o viceversa. Así no hay discusión que valga.

Lucía es uno de los nombres más elegidos para niña

Si es tu caso, y no sabes qué nombre poner al próximo recién nacido, no te preocupes. Nosotros hoy vamos  a darte el listado de los más comunes en nuestro país. Para los pequeños, durante 2012, el más elegido por los papás fueron Daniel, Alejandro y Pablo. Mientras que para las niñas Lucía, Paula y María ocupan los puestos del podio. A estos tres primeros puestos les siguen, para ellos Hugo, Álvaro, Adrián y David, y para ellas Daniela, Sara, Carla y Claudia.

Nombres muy diferentes a los que siempre han copado los primeros puestos de las listas. Sin ir más lejos, consultando los datos que ofrece el INE, en España, los nombres más comunes son Antonio, José y Manuel para los hombres, mientras que para las mujeres son María del Carmen, María y Carmen. En este caso, María sigue siendo uno de los que en 2012 fue más empleado para las recién nacidas.

Manuel es uno de los nombres más usados para chico

Muchos padres, no buscan la belleza del nombre, sino que prefieren que el significado que tenga les ayude y proteja durante toda su vida. Algunos de ellos son, por ejemplo, Noemí, que desciende de la lengua hebrea y significa “dulzura”; Irene, con un hermoso significado de “paz”; Nuria, que en árabe es “iluminada” o Sonia y su “sabiduría”. Los niños también tienen nombres con significado. Es el caso de Andrés “fuerza, varonil” o Leo “audaz, imperioso, atrevido, valiente”.

Como ves, la elección del nombre que acompañará a tu hijo durante toda su vida no es excesivamente fácil. Pero para ello tienes nueve meses en los que podrás debatir con tu pareja y con tu familia, cuál elegiréis para el recién nacido.

El milagro de dar vida a dos niños

GemelosUno de los sueños que más se repite entre las mujeres es el de ser madre. Cuando vamos haciéndonos mayores, el reloj de la maternidad empieza a correr cada vez más rápido y nuestro deseo más ardiente es el de traer un niño al mundo. Y cuando por fin lo conseguimos, a veces nos llevamos algún disgusto inicial sobre todo cuando te anuncian que vas a ser madre de ¡dos niños! A muchos padres se les cae el mundo encima. Se vuelven locos haciendo números y las cuentas no salen. Pero después de esta reacción, más tranquilos y calmados, llega el momento de analizar la situación. Dos niños de golpe es probablemente uno de los fenómenos que la naturaleza regala a las madres. Formar un niño en el vientre es un milagro, ver cómo la tripa va creciendo y cómo él va creciendo es una de las experiencias más bonitas del mundo…pero ¿hacerlo con dos? es aún más maravilloso.

Para aquellas madres que piensen que un embarazo múltiple puede traerle consecuencias negativas en su salud a medida que van haciéndose mayores, hay que avisarlas que según han mostrado algunos  estudios, las madres múltiples viven más tiempo y además lo hacen con una calidad de vida superior que otras.

El hecho de traer dos hijos al mundo a la vez te ayudará a mantener el tipo, al menos durante los primeros meses, pues seguro que no paras. Si no es uno el que llora, el otro tendrá ganas de comer y probablemente estés todo el tiempo cambiando pañales. Eso sí, a medida que se vayan haciendo mayores y empiecen a jugar, verás cómo no les eres tan necesaria. El hecho de ser dos implica que jueguen e interactúen los dos sin necesidad de que te pidan que estés constantemente con ellos. Por eso cuando vayan creciendo verás que cada vez irán precisando menos tu atención, entre ellos se entretendrán.

Gemelos recién nacidosCrecer dos niños juntos les ayuda a aprender a compartir mucho antes que otros. Y no sólo eso, también es lección diaria el hecho de tener que esperar. El padre o la madre sólo pueden vestir o dar de comer a un niño, por eso el otro tendrá que “ponerse a la cola” y ver cómo llega su turno.Y lo más importante, tener dos niños no sólo implica el doble de trabajo, sino que además, y lo más importante es que supone el doble de abrazos, de besos, de caricias.

¿Qué animal escoger cuándo hay niños en casa?

Una de las peticiones que más se repite en hogares con niños pequeños es la de “¡mamá quiero un perro!”. Son muy pocas las madres que se han ahorrado el mal trago de decirles que no, que en casa no entra ningún perro, pues prácticamente todos, cuando somos pequeños hemos querido uno. Otras sin embargo, también amantes de estos animales, han hecho realidad los sueños de sus hijos. Pero, ¿sabes cuáles son los perros mejor indicados para convivir con niños? Dependiendo de su carácter, de su tamaño, de su paciencia, unos serán mejor que otros para estar todo el día con los pequeños.

Empezamos por el Shih Tzu, una raza originaria de china y muy relacionada con la religión budista. El abundante pelaje que les cubre, les hace parecer auténticos muñecos de peluche, aunque también requieren mucho cuidado.

Perro raza Shih-Tzu

Otro de los que mejor acogida tiene entre madres y niños ese el caniche. Su pelo rizado y su pequeño tamaño les hace atractivos para todas las edades. Son muy buenos compañeros, inteligentes y juguetones.

Perro raza caniche

De mayor talla que los anteriores es el labrador. Está muy de moda en pueblos y ciudades. En negro, marrón o blanco. Da igual el color, lo que importa es su carácter: confiables, pacientes, aventureros y protectores. Tus hijos verán cómo un perro puede llegar a convertirse en un gran amigo y compañero de juegos.

Pero puede que tu hijo no quiera un can como animal de compañía. O que las dimensiones de tu casa te impida tener uno. Para eso, hay otras mascotas que no son tan activos como los perros pero que también resultan interesantes para  los niños. Para estos casos, puedes intentar hacerte con por ejemplo, una chinchilla. Un roedor de mediano tamaño y muy similar a las ardillas que apenas requiere mantenimiento diario, sólo dejarlos en libertad y que se muevan como quieran.

Tortuga de tierraLas tortugas también puede ser una buena opción si se quiere ser un poco más original en los animales que tener en casa. Aunque las hay de tierra y agua, para una vivienda son mejor las de tierra. Déjalas que campen a su antojo por el patio de casa, y tan sólo preocúpate de su supervivencia con unas simples hojas de lechuga. Tienen muy pocas posibilidades de peligrosidad.

Como ves hay vida más allá de los perros. Si tus hijos quieren uno, pero tú te niegas o las dimensiones de casa lo hacen imposible, intenta convencerles de que hay otros animales que también pueden resultar atractivos.

Niños con sobrepeso: cómo hacer frente a la situación

Los padres son fundamentales en la educación de sus hijos. También en la alimentaria. Un problema que está en auge y al que se le busca constantemente una solución, es el relativo a la obesidad infantil. No siempre la mala alimentación tiene que ver en ello, también el organismo del niño y la falta de ejercicio pueden ser una mala combinación para que esta enfermedad aparezca a temprana edad.

Obesidad infantil

Por eso los padres cuando empiecen a ver que el peso de sus hijos no es el idóneo para la estatura que tiene, deben empezar a hacer algo e impedir que no vaya a más. La familia es el punto de apoyo del niño, por eso él tiene que sentirse apoyado por ella. Algunas de las conductas que los padres tienen que seguir son  para empezar reconocer el problema. Puede que los kilos que los niños tienen de más sean un simple trastorno alimenticio pasajero, pero también existe la posibilidad de que se trate de principio de obesidad. Una vez reconocido, hay que buscar ayuda profesional. Será él, el encargado de preparar una dieta alimenticia acompañado de determinados ejercicios físicos para que el niño poco a poco pueda ir recuperando más movilidad y perdiendo peso.

Es recomendable que si el pequeño tiene prohibidos determinados productos, los padres también se lo prohíban a ellos mismos, o al menos no tomarlos delante de ellos. También es importante que los adultos elogien a los niños a medido que vayan perdiendo peso o cuando se coman un plato de verduras.

La alimentación es fundamental para prevenir la obesidad infantilLa infancia puede ser una etapa dulce, pero también amarga si los niños tienen problemas. Es probable que en el colegio se rían de ellos a causa de su sobrepeso, por eso es importante que en casa no se repita la misma situación. De ocurrir podría provocarle más trastornos con la comida de los que ya tiene. El pequeño debe sentirse seguro con el entorno más cercano.

Animarles a hacer ejercicio, a veces no es suficiente. Muchos niños necesitan que sus padres les acompañen, que salgan a caminar con ellos. La familia está para todo, para reuniones en los que la comida es la protagonista pero también en aquellos momentos en los que, sobre todo, los pequeños necesitan apoyo.

Los padres son determinantes en los primeros quince años de vida, y aunque los niños crean que ya han madurado, siempre acudirán a ellos cuando tengan algún problema. Y el sobrepeso, en la mayoría de las ocasiones es un problema, por eso tienen que contar con el apoyo del padre, la madre y los hermanos, sobre todo.