Niños en la naturaleza

Niños en la naturalezaComo padres, sabemos que es muy importante educar a nuestros hijos con buenos hábitos de comportamiento con la naturaleza, con el medio ambiente. A nosotros nos lo enseñaron cuando éramos pequeños y es momento de imitar esto con los nuestros. Son muchos los beneficios que tiene la naturaleza, pero a veces por despiste, los desconocemos.

¿Qué pueden descubrir en ella?

Para empezar especies de animales de las que habían escuchado hablar, pero que jamás habrán visto en persona. En sus libros didácticos del colegio aparecerán los conejos o las liebres, insectos como los escarabajos o los caracoles, pero jamás han podido tocarlos o cuidarlos. En destinos naturales tendrán la oportunidad de hacerlo, de descubrir su forma de vida, de ver cómo se relacionan con otros animales. Todos los niños están abiertos a participar en  este tipo de actividades, pues así pueden ver en directo lo que aprenden en los libros.

Además es interesante que en una de estas escapadas, los niños decidáis hospedaros en una casita rural. Son alojamientos que no tienen nada que ver con los tradicionales hoteles de playa. Normalmente son pequeños e íntimos pues no permiten la estancia de más de 15-20 personas. Además muchos de ellos conservan la arquitectura tradicional de las casas de pueblo antiguas, por lo que los niños podrán saber más cómo vivían en los pueblos sus lugareños. Aunque no lo creamos, ellos también necesitan espacios como estos para desconectar durante unos días de la ciudad. En ella los ruidos de las sirenas son constantes y el silencio brilla por su ausencia.

Y ¿por qué no? También es importante que pasen unos días en la naturaleza para que sus pulmones se llenen de aire puro. Sin rastro de partículas contaminantes, los pequeños tendrán la oportunidad de llenar su cuerpo con oxígeno limpio que aunque no se den cuenta, su organismo lo agradecerá.

Como ves las ventajas de viajar a un entorno rural no sólo son buenas para que conozcan un lugar diferente, sino que además su cuerpo lo agradecerá. ¿A qué esperas para regalar a tus hijos una experiencia completamente diferente? Estamos seguros que será un viaje inolvidable para todos.

Imagen: www.mainada.es

Naturaleza para estas vacaciones

Es verano y muchos ya habréis pensado qué hacer durante los días de vacaciones. Quienes viajan solos o con un grupo de amigos lo tienen más fácil que aquellos que tienen que lo hacen en compañía de los niños. Elegir el destino y hotel no es sencillo cuando algún menor les acompaña. Aunque los pequeños te estén pidiendo durante todo el año tener unas vacaciones en la playa, puedes regalarles unos días de ocio diferentes, que además de ser entretenidos darán a los padres más seguridad y tranquilidad.

Naturaleza para niños Alejados de los agobios de los grandes hoteles, hoy te proponemos una opción totalmente distinta: la de la naturaleza. España cuenta a lo largo de su geografía con un amplio listado de casas rurales en pequeños pueblos y alejados del ruido de la ciudad.

Con esta opción los niños conocerán más de cerca el campo, el medio ambiente y todo lo que en él se puede encontrar. La sencillez y discreción en la que viven los habitantes de los pequeños pueblos les animará a desenvolverse más con aquellos niños que también hayan viajado hasta un lugar sencillo y tranquilo.

La naturaleza será la responsable de otorgarte momentos inolvidables. Si buscáis diversión, aquí la encontraréis. Una de las razones por las que padres y niños eligen un destino rural para las vacaciones está en la amplia variedad de actividades que se pueden practicar. Senderismo, ciclismo, baños en ríos y pantanos completarán una amplia oferta de ocio.

En un destino como este los padres estarán muchos más relajados en cuanto a la seguridad de los niños. Los peligros que pueden producirse en un alojamiento rural son menos que en un gran hotel pues se trata de un lugar donde habrá menos gente. Todos vivirán una estancia más privada, lo que permitirá conceder más libertad a los pequeños sin miedo a posibles peligros.

La opción de un destino rural para las vacaciones de este año está siendo contemplada por muchas familias. Sencillez, tranquilidad y economía son los principales motivos por los que cada vez más lo eligen.

Demuestra a los niños que la naturaleza también puede ser divertida

Niños y naturaleza. Por desgracia no siempre tienen una relación como debieran. A veces hasta bien avanzados en edad, los pequeños no conocen el verdadero sentido de esta palabra. Tienen conocimiento de ella, pues en la escuela hablan y aprenden cosas sobre lo que existe y lo que ocurre. Pero no siempre hay que limitar estas enseñanzas al papel y las fotografías. Qué mejor aprendizaje que el que te permite ver con tus propios ojos un entorno natural.

Las escuelas rurales tienen más fácil que las de las ciudades el acceso a estos parajes. Pero aún así, no se hacen las suficientes salidas y excursiones para conocer los secretos más escondidos de la naturaleza.

Por eso, esta tarea, queda relegada a los padres. Elegir los fines de semana para hacer salidas al campo, es una buena decisión ya que disfrutarán sin límites de tiempo (como si puede ocurrir con el colegio) de todo lo que encuentran a su alrededor. Preguntarán, observarán, dudarán. A veces incluso no tendrás respuestas para sus cuestiones. Pero al menos tendrán contacto más directo con la naturaleza.

Organiza estos viajes, al menos una vez al mes, crea en el niño curiosidad, deseo por las excursiones al campo, ellos te lo agradecerán, aprenderán sin darse cuenta y a la vez pasaréis un día divertido en familia.

Si navegas por internet, encontrarás multitud de actividades y lugares donde practicar esto, que a la vez que un juego, es una escuela de la calle. Te recomendamos que visites Familias En Ruta donde encontrarás multitud de excursiones, viajes y exposiciones donde la protagonista es siempre la naturaleza.

Pero si lo que quieres no es una salida ocasional durante el domingo, sino pasar unos días con tu familia en plena naturaleza, sin duda tienes que consultar la “Guía de alojamientos en la naturaleza para disfrutar con niños”.  Aquí encontrarás todo lo que estás buscando acerca de viajes con los pequeños. Es la única guía del mercado donde se recogen 161 alojamientos en toda España y en plena naturaleza. Además podrás disponer de toda la información de estos hoteles para que veas si se adaptan a las características que vas buscando. Es decir, si dispone de cunas, de actividades deportivas o de estaciones de esquí próximas, ente otras.

No lo dudes, adquiere esta guía si lo que quieres es viajar por todo el territorio español conociendo los secretos de la naturaleza y los diferentes paisajes que hacen de nuestro país, uno de los más diversos de toda Europa.

Un blog para recorrer el mundo en familia

¿Habéis mirado alguna vez la estatua del Cid, los castillos del Loira o los canales de Venecia desde los ojos de un niño? Donde nosotros vemos un palacio, ellos ven el escenario de sus cuentos de caballeros y princesas, una caminata por un bosque puede ser una excelente oportunidad de descubrir duendes, hadas o pitufos y un viaje a otro país será un momento perfecto para que descubran otras culturas y estilos de vida distintos.

Y es que los niños son excelentes compañeros de viaje, con su imaginación que proyectan sobre cualquier lugar y esa inocencia tan libre de prejuicios que a veces tenemos los mayores. Ellos se adaptan y disfrutan igual o mejor que nosotros. Los viajes con peques pueden ser muy enriquecedores si se organizan bien, con mucha cabeza, pensando en las cosas que realmente les gustan a los niños y también a los padres, con tiempos para jugar, descansar y armándose de mucha paciencia para los imprevistos que seguro acontecerán.

Con la intención de proponer escapadas con niños y consejos para todos los padres deseosos de viajar en familia se creó hace ya año y medio el blog Mi Pequeño Gulliver. En él podréis descubrir guías de destinos en España y el extranjero para viajar con vuestros hijos, rutas, planes para los fines de semana y artículos de viaje que facilitan la vida a los padres.  Su autora Ester Martín es una entusiasta viajera que ya disfrutaba recorriendo el mundo antes de ser mamá y no dejó de hacerlo después. “Muchos me decían que al nacer mi hija se nos acabaría lo bueno, refiriéndose a los viajes, pero creo que lo bueno vino después, disfrutar nosotros de un destino y verla disfrutar también a ella”, indica Ester.

Mi Pequeño Gulliver pretende formar una comunidad de familias viajeras y ayudar con la propia experiencia de Ester y su familia a todos aquellos que necesitan más información para disfrutar de un buen viaje en familia o a los que les falta un empujoncito para lanzarse a recorrer nuevos destinos con niños, para ello propone visitas pensadas especialmente para los peques, lugares en los que alojarse o comer, actividades interesantes para grandes y pequeños, los consejos basados en sus andanzas y mucha diversión para todos los públicos. Si os gustan los viajes, la aventura y compartir experiencias con vuestros hijos, este es vuestro blog.