Combinar biberón y lactancia materna

Cuando nos referimos a las lactancias mixtas, nos referimos a cómo debemos alimentar al bebé. Se habla de dos opciones esenciales: la lactancia materna y la lactancia por medio del biberón o lactancia artificial, como también suele conocerse.

Lactancia materna

La lactancia materna es cuando la madre solo alimenta al bebé por medio de la leche materna, o sea que le da el pecho. Por supuesto que, en la medida que él bebé crezca, tendrá la opción de sustentarse con otro tipo de alimentos. Ahora bien, la segunda opción es la que se le suministra al bebé por medio del biberón, y es la opción que tiene la madre de poder prepararle una leche de fórmula, de las que se consiguen en farmacias y tiendas especializadas.

Motivado por que las dos opciones te brindan la oportunidad de poder hacer una selección, escogiendo entre una alternativa y otra, te contaremos en qué cosiste la lactancia mixta.

Generalmente, la opción que se seleccione no es porque la madre considera que la lactancia con la leche materna es la de su selección. Se la da porque se la da y punto. La razón principal es porque ella misma quiere alimentar a su bebé, de su leche materna, ahí es donde podemos exclamar que los biberones no tienen cabida.

Sin embargo, hay madres que por razones obvias sucede todo lo contrario: tienen que apelar a los biberones por razones, como por ejemplo que tenga problemas con la lactancia, o sea que la leche no le baje; también por situaciones muy particulares, como pueden ser los horarios de trabajo y otras causales.

Hay algunas madres que empiezan de primeras con el sistema mixto, el que se puede mantener un tiempo más o menos prudencial, según sean los deseos de la madre y por supuesto los deseos del bebé.

lactancia-materna

Los deseos el bebé

Es por eso que la circunstancias varían de acuerdo al deseo del bebé más que el de la madre misma, por lo que hay bebés que desean más la leche materna, pero también hay bebés que prefieren la leche artificial. Es por eso que recalcamos que el que decide es él bebé, pues cuando dice que no es porque tiene su preferencia. Termina tomando lo que más le guste.

Casos en los que prefiere el biberón

Lo lógico es que el bebé diga sí al pecho y que la prefiera antes que el biberón. Es una buena suposición, ya que estar con la leche materna es estar con mamá. En cambio, el biberón se lo puede dar papá, cualquier otro familiar, incluso la vecina. Además tenemos una gran variedad de calienta biberones para elegir, con lo que la tarea de poner la leche a temperatura adecuada se facilita mucho.

Sin embargo, hay casos y casos. Por lo tanto, hay bebés que prefieren el biberón antes que el pecho de la madre. No es que uno sea un plástico, ni se trata de un rechazo a la madre, simplemente es cuestión de alimento. En el biberón, la leche sale de manera más fluida, mientras que en el pecho tiene que hacer un esfuerzo de succionar y se cansa.

Muchas lactancias mixtas fracasan, así que mucho ojo con esto, no vaya a ser que tu bebé no se decida por ninguna de las dos opciones.

Los 10 mejores blogs de mamás

Traer al mundo a un niño no es fácil. Y no lo decimos por lo todo lo que implica el embarazo o el parto, sino por lo que viene después. A pesar de haber estado dentro de ti durante nueve meses, sois personas desconocidas que durante los primeros días tendréis que acostumbraros el uno al otro. Internet se ha convertido en el mejor lugar donde encontrar las experiencias de otras madres que ya han pasado por lo que tú. Te dejamos los mejores blogs para todas aquellas mujeres que estrenan maternidad.

Una madre molona

No hay nada mejor que leer a una madre que le encanta escribir sobre su bebé. La pasión que siente por su niña se aprecia en cada post y no duda en contarte su día a día, sus constipados, los remedios que tiene para ellos y ¡hasta los celos! que siente en algunas ocasiones de ella. Su sentido del humor ter hará reír en más de una ocasión.

Madre Primeriza

Nada mejor que leer las experiencias de una madre primeriza para saber qué cosas no son aconsejables hacer con nuestros hijos. Técnicas de educación que han funcionado con otros niños, pueden hacerlo también con los nuestros. No dudes en ver como esta mamá ha sacado adelante a Emma.

 Madre primeriza

Ahora la madre soy yo

A todas nos llega esto. Siempre nos hemos creído capacitadas para criar a un bebé, pero cuando llega, todo es diferente. A esta bloguera le pasó lo mismo y ahora la madre es ella. Aquí nos cuenta todo lo que ha cambiado su vida con la llegada de sus hijos, el día a día con dos niños… No te lo pierdas.

Mis trucos para educar

Esta madre de 4 niños y una niña puede decirse que se ha doctorado en la difícil profesión de la educación. Paciencia, técnicas para mantener a los niños tranquilos, cuentos con los que entretenerlos y mucho más es lo que podrás encontrar en este blog.

Mis trucos para educar

Mimitos de mamá

¿A qué madre no le gustaría pasarse todo el día dándole mimitos a su pequeño? Esta mamá además de contarte sus experiencias, hace constantemente sorteos para que todos los niños del mundo tengan la posibilidad de disfrutar productos únicos y especiales.

Blog de una embarazada

Esta mamá primeriza comenzó con el blog en su embarazo. Contaba su día a día, las medidas de su barriga, sus viajes, las comidas, el deporte…Cuando su niño nació quiso continuar con el blog y ahora nos cuenta cómo va creciendo, su evolución, sus gustos…

Mamis y bebes

Si te pareces a esta mamá y te gustan todo tipo de manualidades que poder hacer con y para tus hijos…este es tu blog. Su creatividad te contagiará y seguro que no te resistes a copiar algunas de sus ideas…

 Mamis y bebés

Planeando ser padres

Este blog está pensado sobre todo para parejas que quieren ser padres pero aún están en el intento. Sus creadores, un matrimonio de treintañeros comenzaron su aventura hace algún tiempo, cuando todavía no eran papás, pero continúan con sus entregas semanales después de haberse convertido recientemente en padres.

 ¡Mamá qué sabe!

La educación de los niños no es nada fácil, quienes son padres lo saben. Por eso esta madre no duda en contar sus experiencias, los trucos que usa para que los pequeños sean obedientes y el ritmo de aprendizaje de los más pequeños.

Mamíferas al borde de un ataque de nervios

La vida de una mujer cambia cuando es madre. Y cuando además se reincorpora al trabajo, ya nada vuelve a ser como antes. Saber conciliar la vida maternal con la profesional es algo que no todas las madres saben hacer. Sigue sus consejos, y será más fácil…

Anima al padre a formar parte del embarazo desde el primer día

La llegada de un niño pone “patas arriba” la casa. No sólo en el cuanto al orden se refiere, sino que también puede provocar alguna discusión entre la pareja por querer hacer las cosas cada uno a su manera. Es en este momento cuando el padre primerizo puede sentirse alejado del pequeño en parte por la pronta vuelta al trabajo y también por el vínculo de unión que siempre se genera entre la madre y el pequeño.

Padre primerizoPara evitar esto implícate desde el primer momento que conoces el embarazo en el día a día de tu mujer. Por suerte esta situación ha cambiado. Desde hace una década, los padres han abandonado esa visión observadora de todo el proceso y participan en la mayoría de las actividades que conlleva formar parte de esta nueva experiencia. Acuden a las clases de preparación al parto y participan en las compras previas de todo lo que necesita un niño cuando nace.

Pero en sus propias manos está evitar esa sensación de abandono. ¿Cómo? Participando activamente en todas las tareas que lleva un niño recién nacido. El hombre tiene que aprender a cambiar los pañales, a acariciar con mucho cuidado al pequeño por la sensibilidad de su piel e incluso a tener paciencia todas las noches para contarle un cuento.

No dejes que los temores iniciales del primer hijo te conviertan en un padre inactivo. Debes tener la iniciativa en la toma de decisiones y no temer por hacerlo mal, está claro que tanto para uno como para la otra es la primera vez y siempre habrá discrepancias en algunos asuntos. Invita a tu marido a que se implique en el día a día del pequeño sin miedo.

Regañar a los niñosDurante los primeros meses de vida del niño la intuición va a ser fundamental. El padre debe hacer siempre lo que considere correcto para su educación.

Tanto los padres como las madres deben aprovechar los momentos de ocio como forma educativa. Enseñar jugando es de las formas más eficaces para aprender. Se pueden desarrollar habilidades motoras, del lenguaje y estimular el desarrollo cognitivo del niño.

Pero sin duda, lo que ambos tendrán que hacer es organizar el tiempo. Ya no hay tantas horas del día para dedicar a uno mismo, sino que prácticamente todas se las lleva el pequeño. Aunque los dos tendrán que administrarlo de tal forma que también queden horas para pasar en pareja, haciendo que este momento tan especial en la vida de una persona no suponga una pérdida de relación.