Etiquetas personalizadas para la ropa de los niños

Con la vuelta al cole tras las vacaciones de navidad, volvemos a preocuparnos por las cosas del colegio de los más pequeños. El material escolar, la mochila, la ropa etc. Si además llevamos a nuestro hijo a un colegio privado entonces tenemos que tener en cuenta más elementos, como el uniforme o el chandal institucional para los días de gimnasia, etc

Etiquetas-para-marcar-la-ropa-de-los-niñosUna de las características comunes a todos los niños pequeños, es su facilidad para perder sus enseres personales o confundir sus prendas de ropa o material escolar con el de otros niños y niñas. Para evitar este problema contamos con una solución muy práctica y barata, las etiquetas para marcar la ropa de los niños y niñas. En el mercado podemos encontrar distintos tipos de etiquetas o cintas para marcar, en función del uso que vayamos a darle y del sistema que utilicemos para fijarla a la prenda u objeto.

Podemos distinguir tres grandes grupos de etiquetas, por un lado las etiquetas textiles, realizadas en algún material textil, suelen ser muy resistentes a los lavados y al desgaste normal del uso, pero solo pueden utilizarse en prendas, ya que es necesario coserlas a la misma con hilo. Por otro lado tenemos las etiquetas termo adhesivas , este tipo de etiquetas destacan por la sencillez de su sistema de colocación, basta con aplicar calor sobre la etiqueta colocada en su posición definitiva sobre la prenda con algún tipo plancha. Dentro de este tipo de etiquetas podemos encontrar algunas de gran calidad, capaces de resistir tanto como las etiquetas textiles. Se puede pegar sin problemas en todo tipo de prendas, la desventaja es que no se puede pegar en cualquier tipo de objeto, requiere superficie horizontales y lisas donde se pueda aplicar calor con una plancha. Por último encontramos las etiquetas adhesivas, que también destacan por su facilidad para ser ubicadas en cualquier tipo de prenda u objeto. Es el tipo de etiqueta ideal para marcar objetos, pueden resistir varios meses antes de necesitar cambiarla, la desventaja es que son muy poco resistentes a los lavados, por lo que su uso en prendas esta restringido a ocasiones concretas.

En internet hay una gran oferta de este producto, las empresas dedicadas a la venta de etiquetas para marcar la ropa, se cuentan por decenas en cualquier búsqueda que realicemos con términos como “etiquetas personalizadas” u “etiquetas para ropa” , nosotros hemos probado varias tiendas online de este producto y una de las que más nos ha llamado la atención ha sido cintamarcaropa.com , esta tienda online vende todo tipo de etiquetas personalizadas a buen precio, lo mejor es que podemos personalizar nuestras etiquetas online y ver como quedan antes de realizar el pedido. El nivel de personalización es muy alto, pudiendo elegir el color de fondo de la etiqueta, incluso varios colores para el fondo, los colores de las letras y el tipo de letra, se le puede añadir una imagen de las preestablecidas o subir nosotros nuestra propia imagen y por último podemos añadir un código QR (bidi) con la información que queramos, muy util para las excursiones de nuestros hijos, en caso de perderse cualquiera que lo encuentre podrá utilizar el código bidi para saber a donde llamar. Como productos complementarios, cuentan con babis personalizados para niños y niñas de guardería y batas personalizadas para profesores y profesoras. Se puede personalizar el color del babi, la trama, los colores del cuello del babi y de las muñequeras y además añadir el nombre del niño o la niña propietario del babi, bordado o con etiqueta textil o termo adhesiva. Además del precio y la variedad de etiquetas, otra de las ventajas son los portes gratuitos, o sus excelentes condiciones de compra con grandes descuentos por volumen de compra. Sin duda es la opción que nosotros recomendamos tras haber probado varios durante los últimos años. Es también de agradecer el trato amable recibido por su personal en una llamada que hicimos para realizar un cambio sobre nuestro pedido, nos atendieron con celeridad y mucha amabilidad.

Vuelta al colegio, ¿cómo hacerla?

La temida vuelta al colegio está cada vez más cerca. Los niños llevan de vacaciones más de medio mes y cuando el próximo miércoles suene el despertador a primera hora de la mañana, los llantos protagonizarán más de una casa.

Vuelta al cole

Han sido muchos días en los que el ritmo ha cambiado por completo: se han acostado más tarde que lo hacían antes, el horario de las comidas no tiene nada que ver con el que hacen cuando están en el colegio…y eso les pasará factura el primer día que tengan que volver a la escuela.

Si queremos ahorrarnos llantos a primera hora de la mañana lo mejor seguir algunos consejos.  Los niños tendrán que acostarse antes los días previos al retorno. A partir de hoy ya será importante que a eso de las 9 los pequeños se vayan a la cama. Con cinco días acostándose a esta hora, el día previo al regreso no tendrán problemas, pues ya su cuerpo se habrá acostumbrado y a la hora prevista empezarán a tener sueño y pedirán la cama ellos solos.

La alimentación durante los primeros días de clase será también importante. Darles comidas energéticas como fruta, lácteos o verduras les ayudará a enfrentarse a todas las actividades escolares y extraescolares con la fuerza suficiente como para no acabarlas agotados.

Explícales que a la vuelta de la escuela, tendrán que hacer todas sus tareas, pero sin presionarles mucho. Diles que en cuanto las terminen podrán jugar con todos los juguetes que les han traído los Reyes Magos. Durante estos días estarán un poco nerviosos y quizá no tan obedientes como antes de las vacaciones, pero es algo normal, no les regañes demasiado, pero tampoco les consientas todo.

Lo normal es que te pidan irse a la cama más tarde para poder jugar con todos los regalos de Reyes, pero será importante que no cedas en este aspecto, de hacerlo, verás cómo al día siguiente te piden más tiempo en la cama, por lo que la estancia en el colegio será más dura para ellos, llegando a perder la atención a las explicaciones de los profesores.

Niños acosados en clase (I): cómo detectarlo

Los niños cuando son pequeños pueden llegar a ser muy crueles. Cualquier problema o fallo que tenga uno de sus compañeros se convierte en motivo de risas. Casi todos hemos pasado por ese momento en el que nos convertimos en víctimas de los comentarios desagradables de los compañeros de clase. Pero llega un punto en el que esas risas eventuales se vuelven  continuas, llegando a provocar en los niños auténticas depresiones.

Algunos niños sufren bullying en el colegio

Pero saber de esta situación es algo complicado sobre todo para padres y profesores, de hecho suelen ser los últimos en enterarse del problema. Los niños intentan disimular delante de ellos pues no quieren que descubran el problema que están sufriendo. Aun así hay una serie de indicios que pueden ayudar a los adultos a saber más acerca de cómo se sienten en un momento como el que están sufriendo.

Los cambios de humor y de comportamiento en el niño son un claro indicativo de que algo no va bien, de igual forma que las continuas pesadillas o los problemas en el sueño pueden ser una ayuda para conocer el estado de ánimo de tu hijo. Si durante una temporada ves que la ropa de tu hijo se deteriora o continuamente pierde sus pertenencias escolares, empieza a sospechar de que algo no va bien. Si a todo esto le sumas que no quiere ir al colegio o que te pide que constantemente que lo acompañes a la salida y la entrada, no tienes que dudar de que precisamente está sufriendo bullying.

De igual forma los educadores pueden ser cómplices de los padres a la hora de ver si el niño se encuentra bien, o si por el contrario está sufriendo algún tipo de ataque. Su estancia durante los recreos en el patio del colegio puede ayudarles a ver cómo se desenvuelven los niños en sus momentos de diversión. Si juegan solos o prefieren quedarse en clase, significa que algo no está bien y que tienen miedo a alguien, de igual forma que la no participación en las excursiones puede ser síntoma de soledad.

El bullying suele producirse en niños con una particularidad especial. Normalmente aquellos que obtienen calificaciones excelentes en sus notas tienden a sufrir el acoso del resto de la clase. Que un niño sea tímido y tenga problemas a la hora de hacer amigos puede convertirse en razón para que el resto de compañeros lo ignoren o se rían cuando intente acercarse a ellos.

Cuando las madres tengan motivos para pensar que su hijo está sufriendo acoso escolar, deberán ponerse en contacto inmediatamente con los profesores y entre ambos comentar cómo es el comportamiento del menor en el colegio y en casa.

Imagen: mexico.cnn.com

Reuniones con profesores, necesarias para conocer su evolución en el colegio

Reuniones padres - profesorUna de las etapas más importantes en la vida de los padres y de los niños es el colegio. Quizá los primeros años de párvulos no sean muy complicados, pero a medida que crecen, debes prestarles más atención y dedicarles más tiempo, sobre todo cuando hacen las tareas y estudian para los exámenes que determinarán sus notas.

Por eso es muy importante que mantengas una buena comunicación con sus profesores. Las reuniones de padres y maestros están pensadas precisamente para eso, para que los docentes expliquen a los adultos, cuál va a ser el programa educativo del año, una oportunidad importante para mejorar la comunicación entre ambos. Eso sí, antes de acudir a una de ellas, prepárate todas las posibles preguntas y dudas que te puedan surgir sobre el recién estrenado curso escolar.

Pero también debes tener en cuenta que estas reuniones al comienzo del año escolar no deben ser las únicas a las que asistas. Generalmente a estos encuentros acuden todos los padres y se hablan en términos generales de cómo será el curso. Pero cada niño es un mundo, y las circunstancias que viven cada uno en su casa son muy diferentes. Por eso, debes concertar, al menos una vez al trimestre una reunión. La primera, nada más empezar el año. Ahí debes comentarle la situación familiar, sobre todo cuando ya son más mayores y comienzan a darse cuenta de que algo en el hogar no va bien.

Niños con malas notasSi los resultados en el colegio no son los esperados por los padres, es importante reunirse con los profesores para intentar hablar de las posibles soluciones. Estas reuniones son importantes para intentar definir el problema que está llevando a los niños a obtener esas malas calificaciones. De nada servirá culpar al profesor o ir dispuesto a responsabilizarle de esas notas negativas. El niño acudirá a las típicas justificaciones como “el profesor me tiene manía”, “el examen está aprobado, pero me ha suspendido porque no le gusto”. No debemos confiar en estas afirmaciones que los niños hacen para así defenderse de los malos resultados en las notas. Si tomamos una actitud inadecuada con el profesor, él enseguida se pondrá a la defensiva y no obtendremos ningún resultado.

Una forma eficaz de plantear el problema al profesor es la siguiente: “mi hijo dice que usted le tiene manía, pero estoy segura de que eso es imposible. No le gusta que le corrijan y está claro que a él le molesta. ¿Está en mis manos poder hacer algo al respecto?” Ante una conversación como esta, el profesor se sentirá dispuesto a ofrecernos todas las soluciones que crea convenientes para atajar el problema. Debes pensar que lo que está en juego son las notas de tu hijo y su educación, y no mostrar tu superación al maestro, pues él sólo hará su trabajo, y si los resultados del examen no son los adecuados, el niño suspenderá.

La relación con el profesor tiene que ser la adecuada, sabiendo siempre que por lo que están trabajando ambos es por la educación del pequeño.