¿Qué diferencia al segundo embarazo del primero?

Toda madre, o al menos la mayoría, quiere repetir la sensación del embarazo una segunda vez. Aquellas que lo hayan podido experimentar se darán cuenta que nada tiene que ver el primero con el segundo. Notarán la diferencia no sólo físicamente sino también emocionalmente, no nos preparamos igual para los posteriores que para el primero.

La tripa crece más rápido en los segundos embarazosRespecto a tu cuerpo verás que la tripa comenzará a crecer antes que en el primer embarazo. Y es que los músculos del abdomen estarán mucho más relajados que en la primera gestación y se adaptarán antes a los cambios que produce tener un bebé en tu interior. Mientras que en el primero verás que crece en torno a los cinco meses, en los posteriores podrás observar que a finales del tercero y comienzos del cuarto la barriga comenzará a crecer. También podrás observar que a comparación del primero, la tripa la tendrás más baja debido a la debilidad de nuevo, de los músculos que perdieron fuerza en la primera gestación.

En cuanto al parto, verás que la dilatación será mucho más rápida en esta ocasión. Si hay madres primerizas que llegan a estar hasta más de 24 horas desde que comienzan las primeras contracciones, en los segundos y posteriores, este tiempo puede reducirse hasta la mitad.

También se pueden experimentar cambios en el estado emocional. Haber tenido problemas durante el embarazo primero puede suponernos temores y miedos en el segundo. Estas sensaciones tienes que tratarlas antes de que llegue el momento del parto. Háblalo con tu pareja, tu familia y tu médico. Sobre todo con éste último, que desde el conocimiento certero de estos problemas, te sabrá aconsejar y sacarte del cuerpo todos esos miedos.

La preparación al parto es recomendable en cualquier embarazoNo olvides que aunque ya tengas uno o dos hijos, siempre es recomendable apuntarse a las clases de preparación al parto.  Puedes hablar con otras madres que ya han pasado por lo mismo que tu o incluso conocer a algunas que traerán a su bebé al mundo al mismo tiempo que tú. Hay veces que de este tipo de relaciones salen verdaderas amistades.

En teoría las madres veteranas se enfrentan a este momento de la vida con más fuerza y seguridad. Para ellas todo es conocido, mientras que para las primerizas, son momentos totalmente nuevos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *