Por qué debes usar una imprentilla textil con tus hijos

A todos nos ha pasado, cuando éramos críos o cuando hemos crecido y hemos tenido nuestra propia descendencia. Los niños salen de casa, de colonias o en un fin de semana con amigos acompañados de otros padres y… surge la cuestión. ¿Cómo marcar su ropa, para que no se pierda o para que no se confunda con la de los compañeros de clase de tu hijo/a?

sello-texil

Hay soluciones muy típicas, como coserles una tira de cinta blanca y escribir a bolígrafo su nombre. Pero no queda demasiado bien, la verdad. Personalmente cuando era pequeña siempre me daba un poco de vergüenza ir con mi toalla “de la tira” a la piscina o a los lavabos del gimnasio del cole, porque aunque no era yo demasiado “tiquismiquis” lo cierto es que aquel apaño (más bien mal apañado), allí puesto, como un pegote, siempre me daba un poco de cosa. Y en resumen prefería que mis compañeros/as de clase no lo vieran demasiado.

Por eso es de agradecer que los tiempos evolucionen y que ahora tengamos al alcance mejores soluciones que las que hemos tenido toda la vida porque, ya digo, para mí aquello no era tanto una “solución” como una “cosilla” que me deba un poco de repelús.

¡Dios bendiga las imprentillas textiles!

Así es. Las imprentillas textiles han venido aquí para hacernos la vida más sencilla y bonita. Si no las conoces te recomiendo que eches un ojo a la web de sellosgoma.com, porque en esta tienda online tienen un apartado específico para las imprentillas textiles y es muy interesante conocerlo. ¿Qué es concretamente una imprentilla textil? Pues no es más que un mecanismo muy portátil dotado de una plantilla con números y letras que consta de cantidad de caracteres que puedes combinar de la forma que más te apetezca para crear tus mensajes, por ejemplo el nombre de tu hijo si tiene que salir unos días de colonias. Olvídate de los resultados más o menos torticeros porque con la imprentilla textil los resultados van a rozar la perfección.

Y dará igual que la ropa se roce, se lave o lo que quiera que sea que haga tu hijo/a cuando esté explorando la vida exterior. Puedes aplicar la imprentilla sobre cualquier tipo de tejido, sintético o de algodón, porque el mensaje va a estamparse adecuadamente y persistir por mucho tiempo ahí donde lo pongas. Además en tiendas de sellos como sellosgoma.com vas a encontrar también los cartuchos de tinta (textil, claro) para recargar la imprentilla una vez hayas acabado sus primeras existencias de tinta.

Y lo mejor de todo: ¡tus hijos/as mismos/as pueden hacerse sus propias etiquetas!

Pasa un buen rato con tus criaturas dejando que sean ellos quienes manejen la imprentilla. No es nada complicado y además les va a permitir repasar letras y números mientras hacen algo divertido, algo muy positivo según la edad que tengan. Además dejando que sean ellos quienes hagan sus etiquetas, cuando les toque lucirlas van a hacerlo más contentos y no vas a tener ninguna queja por su parte. Funciona un poco como la cocina, o como cualquier cosa de hecho que se haga con niños. Cuando son ellos quienes participan, quienes deciden, quienes manosean lo que sea… están mucho más receptivos a disfrutar de esa manualidad una vez puesto que es algo que han hecho ellos con sus propias manos y se sienten orgullosos del resultado. Así que implicarlos en la elaboración de sus etiquetas con la imprentilla textil es una buena idea.

Así que en resumen hacerte con una imprentilla textil es una buena puesta. No es cara, es útil y una vez la tengas en casa le vas a sacar muchas utilidades, desde las aplicaciones más esenciales a usarla para manualidades o lo que a ti y a tus hijos se os ocurra. Al fin y al cabo a creatividad no hay quien les gane. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *