Niños acosados en clase (I): cómo detectarlo

Los niños cuando son pequeños pueden llegar a ser muy crueles. Cualquier problema o fallo que tenga uno de sus compañeros se convierte en motivo de risas. Casi todos hemos pasado por ese momento en el que nos convertimos en víctimas de los comentarios desagradables de los compañeros de clase. Pero llega un punto en el que esas risas eventuales se vuelven  continuas, llegando a provocar en los niños auténticas depresiones.

Algunos niños sufren bullying en el colegio

Pero saber de esta situación es algo complicado sobre todo para padres y profesores, de hecho suelen ser los últimos en enterarse del problema. Los niños intentan disimular delante de ellos pues no quieren que descubran el problema que están sufriendo. Aun así hay una serie de indicios que pueden ayudar a los adultos a saber más acerca de cómo se sienten en un momento como el que están sufriendo.

Los cambios de humor y de comportamiento en el niño son un claro indicativo de que algo no va bien, de igual forma que las continuas pesadillas o los problemas en el sueño pueden ser una ayuda para conocer el estado de ánimo de tu hijo. Si durante una temporada ves que la ropa de tu hijo se deteriora o continuamente pierde sus pertenencias escolares, empieza a sospechar de que algo no va bien. Si a todo esto le sumas que no quiere ir al colegio o que te pide que constantemente que lo acompañes a la salida y la entrada, no tienes que dudar de que precisamente está sufriendo bullying.

De igual forma los educadores pueden ser cómplices de los padres a la hora de ver si el niño se encuentra bien, o si por el contrario está sufriendo algún tipo de ataque. Su estancia durante los recreos en el patio del colegio puede ayudarles a ver cómo se desenvuelven los niños en sus momentos de diversión. Si juegan solos o prefieren quedarse en clase, significa que algo no está bien y que tienen miedo a alguien, de igual forma que la no participación en las excursiones puede ser síntoma de soledad.

El bullying suele producirse en niños con una particularidad especial. Normalmente aquellos que obtienen calificaciones excelentes en sus notas tienden a sufrir el acoso del resto de la clase. Que un niño sea tímido y tenga problemas a la hora de hacer amigos puede convertirse en razón para que el resto de compañeros lo ignoren o se rían cuando intente acercarse a ellos.

Cuando las madres tengan motivos para pensar que su hijo está sufriendo acoso escolar, deberán ponerse en contacto inmediatamente con los profesores y entre ambos comentar cómo es el comportamiento del menor en el colegio y en casa.

Imagen: mexico.cnn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *