Consejos para padres separados

La familia tradicional en la que el padre y la madre permanecen juntos para siempre cada vez es menos frecuente. Las separaciones ocasionales y los divorcios para siempre protagonizan cada vez más las infancias de los más pequeños. Ya hablamos alguna vez sobre cómo los niños hacen frente al alejamiento de sus padres, pero hoy trataremos de guiar a los progenitores en una situación tan difícil para todos como es el divorcio.

Padres separados

Es un momento complicado para todos, pero especialmente para los pequeños de la casa si aún tienen una edad en la que comprender los motivos puede resultarles muy difícil. Por eso hay una serie de consejos que los padres deberán seguir si quieren hacer este proceso lo menos doloroso posible para todos.

A pesar de ser pequeños, los niños se dan cuenta de cuando algo va mal. Por eso ante cualquier pregunta de los pequeños, respóndele sinceramente con palabras que ellos puedan entender y sin herir sus sentimientos.

Aunque los padres no hayan tenido una separación cordial, sino que haya habido problemas, los niños no deben ser testigos de ello ni mucho menos convertirse en mensajeros entre los padres. Situaciones como “dile a tu padre que…” o “tu madre no puede…” los sugestionará y al final, aunque ellos no quieran, acabarán posicionándose sobre uno de ellos.

Que el niño esté con el padre o la madre provisionalmente, no es motivo para que no se relacione con el otro progenitor durante ese tiempo. Los niños deben tener asegurado un contacto privado con cualquiera de los padres mientras se encuentren con el otro. Ya puede ser teléfono, mail o chat, pero el fin siempre será el mismo: estar conectados.

Cualquiera de los padres que tenga que pasar la manutención de los hijos al otro progenitor, deberá hacerlo regular y puntualmente para evitar discusiones. En el caso de no ser así, no se debe transmitir a los niños esta información, puede ocurrir que se sientan “abandonados” por la parte que no paga su alimentación y manutención.

Intenta pasar el máximo de tiempo posible con tus hijos cuando te corresponda tenerlos a ti. Está bien que cuando los tengas hagas visitas a otros familiares como los abuelos, los tíos o los primos, pero es necesario que te asegures un tiempo para los dos en los que estéis exclusivamente vosotros. Esas horas pueden servir para afianzar vuestra relación, para que os contéis vuestras preocupaciones, problemas…

En la medida de lo posible trata de no provocar demasiados trastornos en la vida de los pequeños. Si además de tener que superar el trámite de la separación, los niños cambian de colegio y se separan de sus amigos, pueden tener mayores dificultades a la hora de recuperarse de la ruptura paternal.

Imágenes: Terra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *