Cómo hablar sobre sexualidad con tu hijo

Ser madre es una tarea un tanto complicada, pero aún así no deja de ser divertida y educativa.

Por eso es importante que te hagas un esquema para darle prioridad a aquellos temas que resultan necesarios en las diferentes etapas de su crecimiento

Es posible que la etapa que más te asuste sea el momento de hablar sobre sexualidad con tu hijo, probablemente no sepas por donde comenzar. Por esta razón soymadre.es quiere ofrecerte algunos consejos al respecto.

Es muy probable que al momento de ser abordada sobre el tema te quedes fría y no sepas qué decir. Para evitar esto, es recomendable que empieces desde muy temprana edad, para así ir creando un lazo afectivo que pueda dar paso a conversaciones libres y fluidas en base a temas de cualquier envergadura.

Algunos especialistas recomiendan empezar con el tema a partir de los 6 años. Recuerda que cuando hablamos de sexualidad no se limita al acto sexual entre dos individuos, va mucho más allá.

Desde que el niño empieza a hablar y conocer las partes de su cuerpo, puedes enseñarle a llamar sus genitales por su nombre.

Más adelante puede que surjan interrogantes del tipo por qué las niñas y los niños somos diferentes. Bien, es un buen momento para diferenciar el hombre de la mujer partiendo de sus rasgos físicos y de seguro que el niño comprenderá.

A medida que pasan los años, seguirán surgiendo interrogantes, que si has establecido una estrecha relación con tu hijo, podrás responder con naturalidad.

Sexualidad en la etapa de la pubertad

La pubertad es la etapa en que el niño empieza a experimentar cambios físicos que, lo natural es que demande una explicación de parte de los padres. Ojo con esto, es importante que lo hagas tú y no un compañero de clases, que a lo mejor desoriente a tu hijo, en lugar de educarlo al respecto.

Entonces es primordial que expliques a tu hija que partiendo de cierta edad su cuerpo experimentará ciertos cambios, le crecerá vellos en las axilas y en su vulva, por ejemplo. Más adelante le explicarás sobre la experiencia con tu primer periodo y le dejarás saber que ella también lo experimentará. Será el momento de introducirla en el tema de la capacidad de reproducción después de haber tenido su primer periodo.

De igual forma, tu hijo tendrá dudas sobre el olor corporal, el engrosamiento de la voz, el crecimiento de su pene, las sábanas mojadas, en fin, cada sexo tiene su evolución y de igual manera deben ser orientados.

Sexualidad en la pareja

Es probable que ya entrada la la adolescencia, tu hijo o hija quiera experimentar o sienta curiosidad por el sexo en la pareja. Probablemente te tiemblen las piernas, pero sí o sí es tu tarea orientarles.

Es entonces donde debes hablarles del sexo seguro, de los diferentes tipos de enfermedades de transmisión sexual, las distintas orientaciones sexuales y crear la comodidad necesaria para que ellos se sientan libres de expresar sus dudas e informarte respecto a su experiencia hasta el momento o la idea de experimentar por primera vez.

Después de todo, si vas respondiendo a las demandas de tus hijos acorde con su edad, el tema no resultará pesado y crearás una confidencialidad inquebrantable entre ellos y tu.

No olvides que ninguna otra persona jugará el mismo papel que tu en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *