Las mejores playas para bebés

Parece que el termómetro ha empezado a subir y el calor va a apretar con fuerza durante estos meses. No hay mejor lugar que pasar el día en la piscina o en la playa, sobre todo, cuando tenemos niños pequeños que están constantemente en el agua jugando y refrescándose. Pero, cuando tenemos un bebé las cosas cambian. Muchas madres se resisten a ir a la playa por evitar los grandes alborotos y aglomeraciones de gente ya que generan un ambiente inapropiado para él. Pero no sólo eso, sino aún más importante es que los bebés no pueden abusar de la playa. Hay que evitar las horas de mayor calor y protegerlos del sol con cremas de protección muy alta o, incluso con camisetas y sombreros.

Para que las familias con niños puedan disfrutar de igual o mejor manera de estos espacios naturales, hemos creado una lista de las mejores playas para ir con bebés, todas ellas con bandera azul.

Sant Antoni (Girona)

Situada en la localidad de Sant Antoni de Calonge y en pleno centro de la costa Brava, se encuentra esta playa que ha habilitado una zona exclusiva para bebés. Algunos de los servicios de los que dispone son una zona de cambiadores bajo las palmeras, un aparca-cochecitos y microondas para calentar biberones o papillas. Además, se han establecido actividades complementarias para las mamás como charlas y conferencias, actividades para la recuperación del suelo pélvico que se produce tras el parto y ejercicios de yoga. Por si fuera poco, todas estas actividades y servicios que ofrece este Espacio Bebé, son gratuitas para que así, las familias puedan disfrutar cómodamente de unas vacaciones en la playa con sus bebés.

Ereaga (Vizcaya)

800 metros de arena fina se extienden a lo largo de esta playa de Getxo, valorada como una de las mejores para ir con niños. Todos los veranos se habilita una zona de juegos infantiles con voleibol y columpios, entre otros y se programan actividades en el agua. Cada verano hay novedades y se van cambiando este tipo de actividades para que así, este tipo de turismo con niños se vaya dinamizando. Dado su carácter tranquilo y poco masificado, también es ideal para ir con bebés.

Playa Central de Isla Cristina (Huelva)

Con 2000 metros de longitud, cuenta con grandes atractivos para los más pequeños. Durante el verano, se establece una zona recreativa infantil donde los niños pueden divertirse con multitud de actividades y juegos. Uno de sus puntos fuertes y que mayor atención atrae entre las familias es la creación de un espacio de hinchables. Las familias que viajen con bebés podrán darse un bonito paseo por las dunas y pinares que la rodean y, mientras el bebé se queda dormido, disfrutar de la belleza paisajística y la fauna del lugar, como los camaleones.

Playa El Dedo (Málaga)

Que se encuentre en plena ciudad de Málaga no la inmiscuye de su ambiente familiar. De arena fina y poco oleaje es ideal para viajar con niños y con bebés, ya que además de entretenerse haciendo castillos en la arena o mojándose los pies en la orilla, pueden disfrutar de una zona de juegos infantiles.

¿Verano y embarazada?

Ya se palpa el calor, las temperaturas comienzan a incrementarse y muchas embarazadas comienzan a agobiarse. Es normal ya que, si durante todo el año el cansancio, el mal humor y los cambios hormonales son constantes, en verano, aún se incrementan más a consecuencia del calor.

Que no se asusten los papás ni las embarazadas se agobien ya que existen una serie de remedios caseros que alivian estos síntomas.

 Consejos para soportar el calor

Lo primero que tenemos que hacer es evitar las horas de mayor calor en la calle. Es recomendable salir desde las 9 de la mañana, cuando el aire es más puro y más fresco, ya que a las embarazadas les cuesta a veces respirar bien, y esta hora es ideal para oxigenarse, tanto ella como su bebé. Durante el mediodía y hasta la tarde es mejor quedarse en casa descansando y con las ventanas abiertas para que entre el aire fresco. También se puede poner el aire acondicionado, pero no es bueno abusar de él.

Tenemos que tener en cuenta que, al estar embarazada, el cansancio se triplica, al igual que los calores y sudores, lo que conlleva a un agobio casi constante y a estar malhumoradas. Por ello, es tan importante evitar en todo lo que se pueda el calor.

Eso tampoco significa que tengamos que estar siempre en casa. Por las mañanas, lo mejor es pasear y hacer un poco de ejercicio, así liberamos estrés y nos mantenemos sanas. Y, por las tardes, también podemos ir a la piscina o a la playa pero siempre muy bien protegidas del sol, con cremas y gorritos.

La mayoría de los médicos recomiendan nadar a las embarazadas, ya que, además de mantener a la mamá activa, reduce los riesgos de lesiones y malformaciones congénitas del bebé.

Todas sabemos que, durante el embarazo, se cogen unos kilos de más, los pies se hinchan y a muchas mujeres les entran los populares y conocidos “antojos”. Es normal y natural, pero en verano debemos tener un poco más de (llamémosle) control, ya que si comemos mucho, a nuestro organismo le cuesta más digerir la comida, nos sentimos más pesadas, nos cuesta más movernos y nos entran muchos más calores y sofocos.

Por ello, lo recomendable es comer, sobre todo, comidas ligeras y frescas con proteínas e hidratos de carbono, que nos proporcionan mucha fuerza y energía. La pasta, el arroz, las verduras y la fruta son ideales para esta época. Una de las comidas que más se ha popularizado entre las embarazadas es el gazpacho: rico, sabroso, fresco, sano y con todas las vitaminas que nos aporta el tomate, pimiento, pepino y cebolla (ésta última con propiedades medicinales).

“Estoy gorda, fea, no sé qué ponerme o no quiero ir” son algunos de los tópicos que los futuros papás están acostumbrados a oír. Pues esto va para vosotros chicos, si queréis aliviar el malhumor a vuestras mujeres podéis regalarles unas prendas que les sentarán muy bien y así las tenéis contentas, guapas y frescas. Las mejores prendas para que una embarazada pase un verano más fresco son: faldas, vestidos o pantalones finos (de lino) y a poder ser de colores claros, ya que impregnan mucho menos el calor.

Espero que os haya servido de ayuda. Si es así y os ha gustado, no dudéis en compartirlo.

Los mejores campamentos de veranos para niños

Con la llegada del calor y el buen tiempo ya son muchos los que piensan en las vacaciones de verano y cómo organizarlas.Dónde ir, qué lugares visitar, playa, montaña, pasar buenos ratos con los amigos, hacer senderismo y un sinfin de actividades aterrizan en las mentes de todos los españoles. Pero, algo primordial que los padres tienen que pensar y decidir es cómo van a pasar sus hijos menores estos dos meses estivales.

Desde soymadre.es os queremos informar sobre una alternativa muy demandada: los campamentos de verano para los niños.
Es una de las mejores formas para que nuestros hijos disfruten, hagan nuevos amigos, viajen a nuevos lugares y descubran nuevas sensaciones a través de diversas actividades. Los campamentos ofrecen ventajas tanto para nuestros hijos, ya que les mantienen entretenidos durante unos 15 días (los cuales también les sirven para desconectar del curso escolar) y, por supuesto, para nosostras. Las madres también necesitamos unos días para desconectar y relajarnos de la ajetreada vida rutinaria y dedicarnos un poco de tiempo a nosostras mismas.

A continuación, os mostramos los mejores campamentos de verano:

El Pinar de Piedralaves (Ávila)

El campamento se encuentra en una zona arbolada en pleno contacto con la naturaleza donde los niños podrán disfrutar de pistas de baloncesto, fútbol, voleibol y tiro con arco. Además cuenta con piscina y un parque de aventura.

La Playa de Celorio (Asturias)

A 800 metros de la playa se encuentra el campamento con bungalows y cabañas de madera donde los niños podrán realizar divertidas actividades en plena zona verde.

Campamontes (Madrid)

En pleno entorno natural del monte de El Pardo está este campamento dotado de piscinas, parque infantil y pistas de tenis y padel.

Orduña Summer Camp (Vizcaya)

Es un campamento de inmersión total en inglés combinado con numerosas actividades, juegos, manualidades y deportes.