7 consejos de alimentación para niños…

Cuando vemos que no conseguimos que nuestro bebé coma como creemos que debe  comer, nos entra la desesperación y tras preguntar a las amigas de cuál es su situación y al pediatra, nos encontramos en un mar de dudas.

Os damos algunos consejos para intentar solucionar esta situación:

1. Nunca hay que obligar a comer a un niño. No son como los adultos que pueden estar inapetentes por los cánones de la moda, pero con los niños no hay que obligarlos a tragar.

2. No hay una norma básica de la cantidad de comida que les hace falta. Por lo tanto, cada niño comerá en proporción a su cuerpo y la energía que gaste, por lo que cuanto más mayores se van haciendo y más desgastan, más alimento necesitarán.

3. No despertarlos para darles el biberón, hay que respetar su sueño. Hay algunos padres que les enchufan el biberón mientras duermen y al despertar no comen, ya que han sido alimentados con anterioridad.

4. No es conveniente inflarlos a dulces y chucherías,…se puede convertir en un hábito, nada saludable. Muy de vez en cuando se puede dar el capricho, pero nada más.

5. Poner en el plato lo que come habitualmente, si ponemos más seguramente se llenará antes de comer. Si ponemos lo necesario y se queda con hambre, pedirá más.

6. Si no forzamos a que coma un determinado alimento y le provocamos curiosidad por descubrir nuevos sabores, lograremos que no coja manía a un determinado alimento para siempre. A partir de los 6 meses podemos ir introduciendo nuevos sabores.

7. Es muy común el rechazo a las verduras porque no se les saca el gustillo en pocas cantidades, hay que comer mucha cantidad para sacarle algo sabroso, por lo que los niños se casan y provoca el rechazo. Mejor pocas cantidades pero más veces.

Hasta aquí hoy, seguiremos dando más consejos ya que el tema de la comida nos acompañará varios años de la vida de nuestros pequeños…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *